Contraseña nueva
Your search results

La Chanca

La ciudad de Conil de la Frontera es un territorio lleno de historia por todos los lados. Posee una rica arquitectura que lo hace muy atractivo y es una de esas cosas que destaca para llamar la atención de los turistas.De esta forma, entra en escena la Chanca de Conil, que es parte de esas estructuras arquitectónicas de las más importantes en todo el territorio de la ciudad.

La chanca de Conil tiene una estructura muy antigua elaborada con el objetivo de proteger los salazones, los cuales eran fabricadas en un espacio hecho en este mismo lugar, y que eran parte muy importante de la economía de la ciudad.. Además, esta especie de fortaleza servía también para guardar los artilugios de la pesca, tales como las embarcaciones, los botes, los pertrechos, las redes, cañas y todo aquello que les servía para realizar ese trabajo, que era la técnica de almadraba.

 

Chanca de Conil

 

Historia de la Chanca de Conil

En el siglo XVI  se construye la Chanca de Conil, motivados por la necesidad de tener una fortaleza para el almacenamiento y protección de unas de sus fuentes para la economía más importantes de su tiempo, la pesca. Está es construida de la misma forma que las otras figuras de la arquitectura muy relevantes de la época, como lo es la Torre de Guzmán y la Plaza de Santa Catalina, las cuales ocupan un gran espacio en el territorio de Conil.

La chanca tenía características muy similares a las de un fuerte militar, como si estuviera preparado para la guerra. Sin embargo, esta no se iba a utilizar para ese fin, sino para la protección de los salazones. Una estructura así era perfecta para tal fin, es por ello que la construyeron de esa forma.

Se mantuvo mucho tiempo en funcionamiento. Aunque en 1927, con el Consorcio Nacional Almadrabero, en el que se invierte mucho, el funcionamiento, la transportación y el procesamiento del atún. Pero esto no le dio muchos beneficios a la edificación, y deja de funcionar como una empresa de procesamiento y pasa a ser, únicamente, un lugar para resguardar las herramientas y guarniciones.

Y es en 1960 donde la Chanca toca fondo y queda en el abandono, pero es en el año 2002 que se incluye en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía y pasa a ser un lugar de utilidad para el turismo.

 

Entrada Chanca de Conil

 

El Edificio

La edificación está conformada por un patio en forma de cuadro compartido por una pared y una puerta en la posición del centro. El sentido que se le dio a esta muralla de división era para destinar una a la elaboración de los salazones de los pescados. La puerta que se utilizaba para la entrada era un gran portón principal, la cual estaba mirando hacia la playa.

Sus compartimentos estaban creados para puntos claves dentro de toda su confección. En la zona del patio había una parte donde se guardaba toda la sal, el almacén para la madera, la cochera y otra sala que estaba destinada para los pertrechos. También posee otro patio, que es secundario, pero de este no se sabe del todo qué se hacía ya que lo que quedaron fueron restos de las viejas construcciones que se llevaron a cabo.

En el edificio funcionó la planta de salazones de pescado hasta mediados del siglo XIX. No obstante, el almacén para los elementos sí se mantuvo durante mucho más tiempo, aproximadamente hasta los años 60.

 

Actualidad de la Chanca

En el año 2014, se restaura la arquitectura de la Chanca y se abre a las personas para que puedan visitarla, como si de un museo se tratara. Se abren todas las zonas que funcionaron en algún momento para la elaboración de los salazones y el almacenamiento.

También se instalan nuevos elementos, una biblioteca, salones para la recreación y para contribuir con la profundización de la cultura. Además con las reformas, le instalan bonitos jardines para que las personas se sientan en un modo de armonía especial en el recinto.

En la actualidad se hacen visitas, donde están guiados por una persona encargada. Es un lugar muy visitado por los colegios y otros. Aunque para hacer este tipo de visitas se debe llenar un archivo y aceptar las políticas del lugar para el mejor funcionamiento y para que se le otorgue a un guía durante toda la visita.

Este lugar se ha convertido en un sitio para la recreación y un reencuentro con la cultura de la ciudad de Conil de la Frontera. Incluso, se hacen actividades para todo tipo de grupos, dependiendo de las edades y lo que se desee.

Es un centro muy importante para la documentación acerca de los sistemas de pesca y muchas técnicas con respecto al mar. Para estas investigaciones se cuenta con la biblioteca municipal José Velarde, la cual es parte del edificio puesto que aquí se pueden conseguir documentos científicos, históricos y datos muy curiosos sobre los sistemas marítimos de la ciudad.

 


Valoración total de los viajeros que han visitado la Chanca

Puntuación media | (5) | 1 opinión de un viajero

Otros lugares de interés